viernes, 2 de agosto de 2013

HOSTEL (2005)



HOSTEL

Dirigido: Eli Roth
Guion: Elio Roth
Producción: Quentin Tarantino








Paxton  y Josh son dos mochileros estadounidenses que viajan a Europa en busca de «sexo fácil». Durante el viaje conocen a Oli , un chico islandés que decide acompañarles. Tras una noche de fiesta en Amsterdam, conocen a un chico que les habla de un hostal eslovaco en el que sus huéspedes tienen sexo con mujeres muy guapas. Los tres jóvenes no dudan en emprender la ruta que les lleve hasta dicho local y, en el tren, conversan con un extraño hombre de negocios.

Al llegar a la estación, los chicos bajan del tren y empiezan a buscar el hostal. Cuando lo hallan, descubren que deben compartir su habitación con dos hermosas muchachas, Svetlana (Jana Kaderabkova) y Natalya (Barbara Nedeljakova), quienes los invitan a ir al sauna del hostal. De inmediato, las chicas empiezan a tener interés en ellos. Esa misma noche, los chicos logran su objetivo con ellas después de ir a un centro nocturno. Afuera del recinto, Josh es sorprendido por un grupo de chicos de la calle, quienes quieren atacarlo pidiéndole dinero y goma de mascar, y es salvado por el misterioso hombre de negocios.

A la mañana siguiente, Oli desaparece misteriosamente al igual que una amiga de Kana (Jennifer Lim), una joven que también se está hospedando en el hostal. Kana les dice a Paxton y a Josh que Oli se escapó junto con su amiga. Entonces los chicos se tranquilizan, pero no están completamente seguros. Seguidamente, en las calles, conocen a los niños de la ciudad, quienes aparecen de la nada pidiendo chicles a todos los turistas y si no se los dan, los niños empiezan a atacarlos. Paxton y Josh sabiendo esto se los dan para que no los molesten. 

Los protagonistas, muy desconcertados por lo de Oli, deciden que es mejor regresar, pero antes deciden volver a ir al centro nocturno con las chicas que conocieron como su despedida. Ahí, Josh empieza a sentirse mal y regresa al hostal, en donde desaparece. Mientras que a Paxton le pasa lo mismo pero él se desmaya en la discoteca. Después, aparece Josh encadenado a una silla en un lugar desconocido y oscuro con la cara tapada. Una vez que se la descubre, el hombre de negocios que conocieron en el tren aparece y empieza a torturar a Josh cortándole los talones. Josh intenta escapar en su estado, pero no lo logra.

OPINION

Pero la cinta es mucho más que simple homenaje y saludo a la bandera. Si algo ha demostrado aquí Roth es que es ante todo un conocedor de la auténtica esencia del miedo, desenvolviendo lentamente la historia y anticipando todo el horror que nos tiene preparados y del que apenas nos permite un vistazo en los créditos iniciales. Toda la primera mitad de la película se emplea en prepararnos para este momento: dos amiguetes americanos y un islandés viajan de mochileros por Europa buscando el típico paquete turístico de cualquier "eurotrip": sexo, drogas, juerga y más sexo. Los tres son entonces enviados a un pequeño hostal cerca de Bratislava, en Eslovaquia, donde se les ha prometido un paraíso terrenal de mujeres hermosas y bastante ligeras tanto de ropa como de moral. No tengo que decir, por supuesto, que dicho edén no es más que una trampa, que no revelaré pero que resultará muy familiar a todos los que hayan visto Blood Sucking Freaks (1976), película de semi-culto que recientemente ha sido recuperada gracias al formato digital.




Si la primera mitad sugiere todo, sumergiéndonos en esa atmósfera tenebrosa de una ciudad en decadencia, con todo y una panda de feroces niños delicuentes salidos de las peores pesadillas de William Golding, la segunda parte abandona todo tipo de sugerencia y abraza una violencia explícita y sádica, no tanto por lo gráfico de su charcutería (a pesar de que es muy gráfica, existen otras películas que han ido mucho más allá) sino por el regodeo en la maldad de aquellos seres y sus demenciales motivaciones (el detalle de las "nacionalidades" de las víctimas es más significativo de lo que se cree), pero sobre todo, por la posibilidad de que todo aquello que presenciamos en la pantalla sea un reflejo del Mal presente bajo la superficie aparentemente tranquila de nuestra sociedad (el mismo Eli Roth confiesa que recibió la inspiración para la película del contenido de cierta página web tailandesa). Por eso, Hostel no es una película de la que salgamos con miedo de dormir durante la noche, sino con el increíble alivio de sabernos a salvo, al menos de momento, porque siendo honestos: ¿no caeríamos también nosotros con la carnada de las mujeres del Este y su belleza por todos conocida? No me atrevo a responder.

Reconozco, sin embargo, que la película pierde en la segunda mitad esa deliciosa intriga que poco a poco iba creando, recreándose demasiado tiempo en su propia depravación. Aún así, creo que estamos ante una de esas películas que, al igual como pasó con Viernes 13 (1980), será motivo de discusión durante muchos años, y generará una relación de amor/odio como pocas. Sólo su autocomplacencia le impide ser la obra maestra que el señor Roth nos traerá en el futuro.


TRAILER 



PARA VER LA PELICULA ONLINE :)


http://fullpelix.com/2013/03/hostel-1-2005.html


No hay comentarios.:

Publicar un comentario